Es esencialmente igual al grabado por láser, pero con mucho más detalle. El láser lee los detalles tonales de una imagen: las zonas negras reciben la máxima potencia del láser y las blancas no quedan grabadas; los matices entre blanco y negro reciben una cantidad variable de energía. Puedes obtener resultados sorprendentes en materiales diversos.
Tu selección de la imagen es fundamental. Se necesita una alta resolución, de 300 dpi como mínimo, para obtener un buen resultado en este tipo de grabado.

Corte[*] Grabado
Metacrilato Si Si
Acrílico Si Si
Acetato Si Si
Plástico ABS Si Si
Delrin Si Si
Poliacetato Si Si
Espuma en general Si Si
Goma EVA Si Si
Kevlar Si Si
Plástico laminado PVB Si Si
Plástico PET Si Si
Plástico PETG Si Si
Policarbonato Si Si
Polipropileno Si Si
Poliéster Si Si
Nylon Si Si
Caucho Si Si
Silicona Si Si
Corte[*] Grabado
Papel común Si Si
Cartón Si Si
Papel de lija Si Si
Madera aglomerada Si Si
Corcho Si Si
MDF Si Si
Madera blanda (aliso, balsa, pino…) Si Si
Madera dura (cerezo, haya, olivo…) Si Si
Madera prensada (tablero) Sí10 Si Si

El grabado por láser es un método de marcado, similar a una impresión, pero eliminando parte del material utilizado. Cada material reacciona de forma diferente frente a la acción del láser, obteniendo algunos resultados sorprendentes. El cabezal se desplaza lentamente, de derecha a izquierda, sobre las superficies a grabar.
Los archivos vectoriales, en las partes que queramos grabar, tendrán que tener rellenos y trazos de grosor superior a 0,1 mm. También puedes enviarnos archivos de imagen JPEG o TIFF.

El láser es un método preciso de corte guiado por un archivo vectorial. Se trata de disparar un láser que corta el material. Puedes lograr un magnífico nivel de detalle en el corte con una amplia variedad de materiales. Ten en cuenta que este tipo de láser no puede cortar metales o materiales duros aunque, en la mayoría de los casos, podrá grabarlos.